“Araucarias” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (212x140,5). Su extensa vida le permitió trabajar con una gran cantidad de artistas diferentes y llegó a educar a uno de los cuatro grandes maestros de la pintura chilena el paisajista Alberto Valenzuela Llanos.

“Araucarias” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (212x140,5). Su extensa vida le permitió trabajar con una gran cantidad de artistas diferentes y llegó a educar a uno de los cuatro grandes maestros de la pintura chilena el paisajista Alberto Valenzuela Llanos.

“Combate naval de Iquique II” Thomas Somerscales. Óleo sobre cartón (51x31,5). En 1869, enfermo y con necesidad de descanso se radica en Valparaíso, abandona las filas de la Armada Real y se dedica de lleno a la pintura, transformándose en el más destacado pintor del mar chileno y de las hazañas bélicas del siglo XIX.

“'Second battle of Iquique' by Hull born artist Thomas Somerscales, a fine painter of sea, ships and Countryside.

“Combate naval de Iquique” Thomas Somerscales. Óleo sobre cartón (51x31,5). En 1869, enfermo y con necesidad de descanso se radica en Valparaíso, abandona las filas de la Armada Real y se dedica de lleno a la pintura, transformándose en el más destacado pintor del mar chileno y de las hazañas bélicas del siglo XIX.

“Combate naval de Iquique” Thomas Somerscales. Óleo sobre cartón (51x31,5). En 1869, enfermo y con necesidad de descanso se radica en Valparaíso, abandona las filas de la Armada Real y se dedica de lleno a la pintura, transformándose en el más destacado pintor del mar chileno y de las hazañas bélicas del siglo XIX.

“Motivo Campestre” Pedro Lira. Óleo sobre tela (65x34,5). Una de las figuras más importantes en la pintura chilena, en virtud a su brillante inteligencia, vasta cultura, tenacidad, avasalladora personalidad y lo prolífico de su obra de gran valor e influencia tanto como pintor, crítico, maestro y difusor del arte. Cultivó todas las tendencias desde el romanticismo histórico al impresionismo.

“Motivo Campestre” Pedro Lira. Óleo sobre tela (65x34,5). Una de las figuras más importantes en la pintura chilena, en virtud a su brillante inteligencia, vasta cultura, tenacidad, avasalladora personalidad y lo prolífico de su obra de gran valor e influencia tanto como pintor, crítico, maestro y difusor del arte. Cultivó todas las tendencias desde el romanticismo histórico al impresionismo.

“Paisaje Otoñal de Curicó” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (43x35). La obra de este pintor, además de fecunda, marca un hito decisivo en la pintura chilena, siendo considerado el más trascendente y original artista dedicado en lo esencial de sus temas, a lo netamente chileno.

“Paisaje Otoñal de Curicó” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (43x35). La obra de este pintor, además de fecunda, marca un hito decisivo en la pintura chilena, siendo considerado el más trascendente y original artista dedicado en lo esencial de sus temas, a lo netamente chileno.

“Duraznos” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (41x32). Reconocido como uno de los cuatro “Grandes Maestros de la pintura chilena” resulta ser el prototipo del pintor romántico y bohemio de inicios de siglo XX. De entre los cuatro grandes maestros chilenos es el que poseé más cuadros realizados, estimados en cerca de 4000.

“Duraznos” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (41x32). Reconocido como uno de los cuatro “Grandes Maestros de la pintura chilena” resulta ser el prototipo del pintor romántico y bohemio de inicios de siglo XX. De entre los cuatro grandes maestros chilenos es el que poseé más cuadros realizados, estimados en cerca de 4000.

“Rozas” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (42x33). También destacó por ser uno de los primeros pintores modernos de Chile. Símbolo de las nuevas generaciones creativas a las que se vio enfrentada el Chile del siglo XX, su estilo es muy semejante al impresionista pero no en su plenitud.

“Rozas” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (42x33). También destacó por ser uno de los primeros pintores modernos de Chile. Símbolo de las nuevas generaciones creativas a las que se vio enfrentada el Chile del siglo XX, su estilo es muy semejante al impresionista pero no en su plenitud.

“Paisaje de lo Orrego” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (89x82). Hombre de vida ejemplar, profundamente religioso, pintor de gran cantidad de obras y maestro de dilatada y fructífera labor. Su dedicación principal a los paisajes obedeció a su contemplación de la naturaleza como veneración y elogio a la obra de Dios.

“Paisaje de lo Orrego” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (89x82). Hombre de vida ejemplar, profundamente religioso, pintor de gran cantidad de obras y maestro de dilatada y fructífera labor. Su dedicación principal a los paisajes obedeció a su contemplación de la naturaleza como veneración y elogio a la obra de Dios.

“Paisaje Campestre” Pedro Lira. Óleo sobre tela (70x34,5). Considerado como uno de los artistas de mayor importancia para el desarrollo de la pintura en Chile, fue un extenso promotor del arte en el país. Siendo uno de los artistas chilenos del que se encuentra mayor documentación histórica tanto de su vida como de su obra.

“Paisaje Campestre” Pedro Lira. Óleo sobre tela (70x34,5). Considerado como uno de los artistas de mayor importancia para el desarrollo de la pintura en Chile, fue un extenso promotor del arte en el país. Siendo uno de los artistas chilenos del que se encuentra mayor documentación histórica tanto de su vida como de su obra.

“Captura de la Fragata María Isabel” Thomas Somerscales. Óleo sobre tela (183x121,5). Nacido en Kingston Upon Hull, Gran Bretaña, a temprana edad se incorpora a la Armada Real de su Majestad Británica, recorriendo océanos, combinando su profesión marina con su afición al dibujo y la pintura.

“Captura de la Fragata María Isabel” Thomas Somerscales. Óleo sobre tela (183x121,5). Nacido en Kingston Upon Hull, Gran Bretaña, a temprana edad se incorpora a la Armada Real de su Majestad Británica, recorriendo océanos, combinando su profesión marina con su afición al dibujo y la pintura.

“La Vendimia” Nicanor González Méndez. Óleo sobre tela (212x140). Discípulo distinguido del maestro Pedro Lira, parte en 1888 a estudiar a Francia becado por el Gobierno, permaneciendo cuatro años en Europa. Los temas folklóricos con acento en la figura humana, son los que mejor reflejan su talento como pintor realista con gran refinamiento en el uso del color.

“La Vendimia” Nicanor González Méndez. Óleo sobre tela (212x140). Discípulo distinguido del maestro Pedro Lira, parte en 1888 a estudiar a Francia becado por el Gobierno, permaneciendo cuatro años en Europa. Los temas folklóricos con acento en la figura humana, son los que mejor reflejan su talento como pintor realista con gran refinamiento en el uso del color.

“Crisantemos en Jarrón Chino” Alfredo Valenzuela Puelma Alberto. Óleo sobre tela (61x46). Niño prodigio, pianista y lector precoz, volcó todo su inmenso talento en la pintura, la que constituyó su refugio hasta sus últimos años en que la locura acabó con su razón. Dedicado principalmente a la figura humana, son célebres sus retratos de notables de la época como aquellos pintados por encargo, en períodos de pobreza.

“Crisantemos en Jarrón Chino” Alfredo Valenzuela Puelma Alberto. Óleo sobre tela (61x46). Niño prodigio, pianista y lector precoz, volcó todo su inmenso talento en la pintura, la que constituyó su refugio hasta sus últimos años en que la locura acabó con su razón. Dedicado principalmente a la figura humana, son célebres sus retratos de notables de la época como aquellos pintados por encargo, en períodos de pobreza.

“Agripina Metela Encadenada” Aurora Mira. Óleo sobre tela (200x143). Junto a su hermana Magdalena, son las primeras mujeres artistas en Chile, quienes, merced a su fuerte vocación pictórica, salvando obstáculos y dificultades propias de la época, sobresalieron a temprana edad, obteniendo altas recompensas en salones oficiales y su consagración en virtud a su notable talento.

“Agripina Metela Encadenada” Aurora Mira. Óleo sobre tela (200x143). Junto a su hermana Magdalena, son las primeras mujeres artistas en Chile, quienes, merced a su fuerte vocación pictórica, salvando obstáculos y dificultades propias de la época, sobresalieron a temprana edad, obteniendo altas recompensas en salones oficiales y su consagración en virtud a su notable talento.

“Paisaje” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (41x31). Sus obras, normalmente de formato pequeño, son inconfundibles. Sus trazos, pinceladas y espesor de las pastas reflejan su pasión por la pintura, a la que amó por sobre todas las cosas. Fue un gran maestro y su conocimiento y personalidad fascinante, se irradió a generaciones artísticas que lo sucedieron.

“Paisaje” Juan Francisco González. Óleo sobre tela (41x31). Sus obras, normalmente de formato pequeño, son inconfundibles. Sus trazos, pinceladas y espesor de las pastas reflejan su pasión por la pintura, a la que amó por sobre todas las cosas. Fue un gran maestro y su conocimiento y personalidad fascinante, se irradió a generaciones artísticas que lo sucedieron.

“Palmas de Cocalan” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (146x86). Hombre de vida ejemplar, profundamente religioso, pintor de gran cantidad de obras y maestro de dilatada y fructífera labor. Su dedicación principal a los paisajes obedeció a su contemplación de la naturaleza como veneración y elogio a la obra de Dios.

“Palmas de Cocalan” Onofre Jarpa. Óleo sobre tela (146x86). Hombre de vida ejemplar, profundamente religioso, pintor de gran cantidad de obras y maestro de dilatada y fructífera labor. Su dedicación principal a los paisajes obedeció a su contemplación de la naturaleza como veneración y elogio a la obra de Dios.

Pinterest
Search