El mundo nació de una cabra galaxia explotando por el universo

El mundo nació de una cabra galaxia explotando por el universo

Lo intentó todo. Caminó por cuatro dimensiones, bailó por tres arcoiris, mutó en diferentes creaciones, pero en el fondo Meurelio sabía que su desgarro de personalidad era intratable.

Lo intentó todo. Caminó por cuatro dimensiones, bailó por tres arcoiris, mutó en diferentes creaciones, pero en el fondo Meurelio sabía que su desgarro de personalidad era intratable.

Cada primavera, tras los primeros rayos de sol, aparecen sin aviso los peligrosos Truculares -cepa desconocida de palote sudamericano- que llena los microbosques con hojas, colores y pan de pascua venenoso(?). Pese a su amigable apariencia, este insecto es capaz de matar a un humano sólo usando su sonrisa y se presume que cada año 1.500 ciervos mueren debido a los ritos de sacrificio religiosos que la especie practica en sus madrigueras.

Cada primavera, tras los primeros rayos de sol, aparecen sin aviso los peligrosos Truculares -cepa desconocida de palote sudamericano- que llena los microbosques con hojas, colores y pan de pascua venenoso(?). Pese a su amigable apariencia, este insecto es capaz de matar a un humano sólo usando su sonrisa y se presume que cada año 1.500 ciervos mueren debido a los ritos de sacrificio religiosos que la especie practica en sus madrigueras.

Faustino, la insípida ameba regordeta, despertó con fuertes mareos esa noche por lo que intuyó que algo tan extraño como su corbata sucedería.  Como de costumbre volaba hacia su trabajo de químico farmacéutico en Las Ubres Lechosas (Un reconocido proveedor de lácteos transgénicos) cuando por sorpresa lo encandiló la divina jubilación, ese sabroso espíritu tejano que mezcla bien con nachos, un sillón y dos bebidas.

Faustino, la insípida ameba regordeta, despertó con fuertes mareos esa noche por lo que intuyó que algo tan extraño como su corbata sucedería. Como de costumbre volaba hacia su trabajo de químico farmacéutico en Las Ubres Lechosas (Un reconocido proveedor de lácteos transgénicos) cuando por sorpresa lo encandiló la divina jubilación, ese sabroso espíritu tejano que mezcla bien con nachos, un sillón y dos bebidas.

Uno, tres, once, veinticuatro. De a poco se hicieron más y más, hasta que llegó ese incómodo momento donde ya no se podían contar ni con sus propios dedos.

Monos

Uno, tres, once, veinticuatro. De a poco se hicieron más y más, hasta que llegó ese incómodo momento donde ya no se podían contar ni con sus propios dedos.

Tras años de experimentos que incluyeron clonación de flores, testeo de cepas de chocolate e inseminación artificial de saliva, los científicos dieron con esa tan esperada respuesta: El amor no es un milagro contagioso que fluye por el aire, si no que por el contrario, es una plaga de insectos malignos que traspasan nuestras sucias emociones por el dióxido de carbono. Se espera que dentro de los próximos años se pueda obtener píldoras repelentes en todas las farmacias, sin receta médica.

Monos

Tras años de experimentos que incluyeron clonación de flores, testeo de cepas de chocolate e inseminación artificial de saliva, los científicos dieron con esa tan esperada respuesta: El amor no es un milagro contagioso que fluye por el aire, si no que por el contrario, es una plaga de insectos malignos que traspasan nuestras sucias emociones por el dióxido de carbono. Se espera que dentro de los próximos años se pueda obtener píldoras repelentes en todas las farmacias, sin receta médica.

Los Folsicus son una raza de molusco andino bastante común en las cordilleras oceánicas de Gibraltar. Habitualmente se les encuentra rondando la orilla costera en busca de plancton maduro o semillas de coral, y cada año, al comenzar el otoño, sus barbas crecen hasta tres veces su tamaño para protegerlos de las gigantescas hojas afiladas que caerán durante la fría temporada boreal.

Los Folsicus son una raza de molusco andino bastante común en las cordilleras oceánicas de Gibraltar. Habitualmente se les encuentra rondando la orilla costera en busca de plancton maduro o semillas de coral, y cada año, al comenzar el otoño, sus barbas crecen hasta tres veces su tamaño para protegerlos de las gigantescas hojas afiladas que caerán durante la fría temporada boreal.


Más ideas
Pinterest
Buscar