.:Salud: Poses Básicas del Yoga:.

introdúcete al mundo del Yoga con las poses básicas de esta práctica. Con este tipo de ejercicio, no sólo fortalecerás tu cuerpo, sino que equilibrarás tu mente
12 Pins188 Followers
Separa las piernas y gira el pie derecho 90 grados y el izquierdo 45 grados. Gira el torso hacia la derecha y dobla la pierna derecha en un ángulo de 90 grados. Estira los brazos por encima de tu cabeza, perpendiculares al suelo, con los dedos estirados hacia el techo y mantén la postura. Respira. Repite con el lado opuesto. Esta postura fortalece piernas, los hombros y las espalda, mejora la postura y nos da la fuerza del guerrero.

Separa las piernas y gira el pie derecho 90 grados y el izquierdo 45 grados. Gira el torso hacia la derecha y dobla la pierna derecha en un ángulo de 90 grados. Estira los brazos por encima de tu cabeza, perpendiculares al suelo, con los dedos estirados hacia el techo y mantén la postura. Respira. Repite con el lado opuesto. Esta postura fortalece piernas, los hombros y las espalda, mejora la postura y nos da la fuerza del guerrero.

Inhala, extiende los brazos por encima de la cabeza. Exhala, encoge la barriga e imaginando que tu cadera funciona como una bisagra, dóblate por completo hacia adelante manteniendo la espalda y las piernas rectas. Sitúa las manos a los laterales de los pies manteniendo todos los dedos en fila. Dirige la cabeza hacia los pies.  Fortalece muslos y rodillas

Inhala, extiende los brazos por encima de la cabeza. Exhala, encoge la barriga e imaginando que tu cadera funciona como una bisagra, dóblate por completo hacia adelante manteniendo la espalda y las piernas rectas. Sitúa las manos a los laterales de los pies manteniendo todos los dedos en fila. Dirige la cabeza hacia los pies. Fortalece muslos y rodillas

Dobla la pierna izquierda, talón izquierdo junto a la cadera derecha. Levanta la pierna derecha sobre la izquierda y colócala junto a la cadera izquierda. Levanta el brazo derecho y dóblalo hacia a atrás. Lleva el brazo izquierdo hacia atrás desde la cintura. Engancha los dedos de las manos y estira los codos en direcciones opuestas. Siéntate recto con la cabeza centrada y mira hacia el frente. Aguanta 10-20 segundos. Suelta despacio. Ejercita pulmones y brazos.

Dobla la pierna izquierda, talón izquierdo junto a la cadera derecha. Levanta la pierna derecha sobre la izquierda y colócala junto a la cadera izquierda. Levanta el brazo derecho y dóblalo hacia a atrás. Lleva el brazo izquierdo hacia atrás desde la cintura. Engancha los dedos de las manos y estira los codos en direcciones opuestas. Siéntate recto con la cabeza centrada y mira hacia el frente. Aguanta 10-20 segundos. Suelta despacio. Ejercita pulmones y brazos.

Flexibiliza la columna vertebral y la espalda. Beneficia a todos los órganos abdominales, especialmente al hígado y los riñones. Regulariza la actividad de las glándulas tiroides y adrenales. Tonifica el sistema nervioso y la circulación sanguínea de la espalda. Regulariza el ciclo menstrual, y combate los desórdenes del aparato genital de la mujer como leucorrea, amenorrea y dismenorrea. Psicológicamente transmite firmeza, fuerza y confianza en uno mismo.

Flexibiliza la columna vertebral y la espalda. Beneficia a todos los órganos abdominales, especialmente al hígado y los riñones. Regulariza la actividad de las glándulas tiroides y adrenales. Tonifica el sistema nervioso y la circulación sanguínea de la espalda. Regulariza el ciclo menstrual, y combate los desórdenes del aparato genital de la mujer como leucorrea, amenorrea y dismenorrea. Psicológicamente transmite firmeza, fuerza y confianza en uno mismo.

Siéntate con las piernas estiradas, los pies flexionados y la espalda recta. Lleva la pierna izquierda, doblada, sobre la pierna derecha y lleva el muslo izquierdo tan cerca de tu abdomen como sea posible. Apoya el brazo izquierdo en el suelo con la palma en el piso. Estira el derecho bien arriba. Inhala y al exhalar, gira tus hombros hacia tu izquierda.Respira profundamente y repite hacia el lado contrario. Esta postura  calma interior y mejora la digestión y calma el dolor de espalda.

Siéntate con las piernas estiradas, los pies flexionados y la espalda recta. Lleva la pierna izquierda, doblada, sobre la pierna derecha y lleva el muslo izquierdo tan cerca de tu abdomen como sea posible. Apoya el brazo izquierdo en el suelo con la palma en el piso. Estira el derecho bien arriba. Inhala y al exhalar, gira tus hombros hacia tu izquierda.Respira profundamente y repite hacia el lado contrario. Esta postura calma interior y mejora la digestión y calma el dolor de espalda.

Para sentarse en una posición perfecta de meditación, nada mejor que la posición conocida como Flor de Loto. Siéntate con las piernas estiradas al frente. Flexiona la rodilla derecha usando ambas manos para llevar la rodilla hacia atrás y hala el talón hacia la ingle del mismo lado. Coloca ambas manos por debajo del pie y del tobillo y levanta el talón hacia el ombligo.

Para sentarse en una posición perfecta de meditación, nada mejor que la posición conocida como Flor de Loto. Siéntate con las piernas estiradas al frente. Flexiona la rodilla derecha usando ambas manos para llevar la rodilla hacia atrás y hala el talón hacia la ingle del mismo lado. Coloca ambas manos por debajo del pie y del tobillo y levanta el talón hacia el ombligo.

Motívate a practicar uno de los ejercicios más completos: El Yoga. Esta práctica, además de ayudarnos a tener un mejor físico, se involucra directamente con la sanidad de los órganos y el equilibrio mental.

Motívate a practicar uno de los ejercicios más completos: El Yoga. Esta práctica, además de ayudarnos a tener un mejor físico, se involucra directamente con la sanidad de los órganos y el equilibrio mental.

Junta tus manos frente a tu pecho, manteniendo los hombros relajados. Lleva todo el peso de tu cuerpo a la pierna derecha. Levanta el pie izquierdo y lleva la planta a la parte interna de tu muslo derecho, nunca sobre la rodilla. Mantén la postura durante treinta segundos y repite con la pierna contraria. El árbol nos da concentración y equilibrio físico y mental.

Junta tus manos frente a tu pecho, manteniendo los hombros relajados. Lleva todo el peso de tu cuerpo a la pierna derecha. Levanta el pie izquierdo y lleva la planta a la parte interna de tu muslo derecho, nunca sobre la rodilla. Mantén la postura durante treinta segundos y repite con la pierna contraria. El árbol nos da concentración y equilibrio físico y mental.

Separa las piernas. Fíjate que tus pies estén paralelos uno al otro y que estén apoyados firmemente. Equilibra tu peso y siente la estabilidad. Gira el pie derecho 90 grados hacia tu derecha. Lleva los brazos paralelos al piso, levanta el brazo izquierdo paralelo a tu cabeza. Deja que la mano derecha se apoye en la pantorrilla. Respira unos segundos y cambia de lado. El triángulo es una postura que nos centra y nos da estabilidad interior.

Separa las piernas. Fíjate que tus pies estén paralelos uno al otro y que estén apoyados firmemente. Equilibra tu peso y siente la estabilidad. Gira el pie derecho 90 grados hacia tu derecha. Lleva los brazos paralelos al piso, levanta el brazo izquierdo paralelo a tu cabeza. Deja que la mano derecha se apoye en la pantorrilla. Respira unos segundos y cambia de lado. El triángulo es una postura que nos centra y nos da estabilidad interior.


More ideas
Pinterest
Search