La pasión aludida se desencadena en movimiento, no de la tela, ni de los colores; no hablamos de Op-art. Nos referimos a la manera en cómo miramos esta pintura, abstracta en su apariencia, pero sigilosamente posada en recuerdos de alguna gestualidad reconocible, desde la cual podíamos entender el decurso de las cosas, como más valioso que las minucias o los detalles recursivamente atados en pos de la generación de aquella anhelada Unidad que todos los artistas buscamos indefinida y…

La pasión aludida se desencadena en movimiento, no de la tela, ni de los colores; no hablamos de Op-art. Nos referimos a la manera en cómo miramos esta pintura, abstracta en su apariencia, pero sigilosamente posada en recuerdos de alguna gestualidad reconocible, desde la cual podíamos entender el decurso de las cosas, como más valioso que las minucias o los detalles recursivamente atados en pos de la generación de aquella anhelada Unidad que todos los artistas buscamos indefinida y…

Cuadro visto, pintura entendida. Es obvio; hay una pareja de dos seres humanos que comparten una prioridad, céntrica.   Dentro de tal prioridad desaparece el horizonte y se forma una especie de aire común y "delantero", que está "aquí".

Cuadro visto, pintura entendida. Es obvio; hay una pareja de dos seres humanos que comparten una prioridad, céntrica. Dentro de tal prioridad desaparece el horizonte y se forma una especie de aire común y "delantero", que está "aquí".

Es imposible dejar de ver la figura. Pero la figura - impresionista - que aquí tenemos, es una coincidencia con la actitud agreste - más que agresiva -  del autor; esta manera de pintar recorta un mundo real o imaginado de unidad cromática desde un centro que aporta su fuerza al soportar una celebración del color que en sí mismo regala diversidad y sobre estímulo.

Es imposible dejar de ver la figura. Pero la figura - impresionista - que aquí tenemos, es una coincidencia con la actitud agreste - más que agresiva - del autor; esta manera de pintar recorta un mundo real o imaginado de unidad cromática desde un centro que aporta su fuerza al soportar una celebración del color que en sí mismo regala diversidad y sobre estímulo.

[EL BOSCO] [El Jardín de las Delicias] El Jardín de las Delicias  Cual sino que detentamos, la manera, que de signos y costumbres extrajera, más que somos por la suerte, ni designio permitiera, dejara el modo y su trazo a la galera, la suerte de la vida y su cojera. Bestiario que ante tal modo, se sube y se detenta, por la masa y la dispersa vestimenta, extensa por fortuna y por reyerta, de lo oscuro se maleara y cornamenta. (...)

2016 - Il Giardino delle Delizie-The Garden of Earthly Delights, through Sept. 10 p. (closed on Mondays), in Vicenza, Palazzo Chiericati; virtual video tour of Hieronymus Bosch’s masterpiece;

[LA GIOCONDA] Sin dudas que es el rostro el centro de atención de esta obra. Tal afirmación la fundamento en que la línea del horizonte está a la altura de las mejillas, en el centro del rostro completo. A lo anterior se agrega que la mitad de la tela, en sentido vertical, se acerca sin tocar al ojo que en la Imagen Completa Intervenida Nº1 (que se presenta aquí como es, no en su reflejo) corresponde al del lado derecho del espectador. (...)

[LA GIOCONDA] Sin dudas que es el rostro el centro de atención de esta obra. Tal afirmación la fundamento en que la línea del horizonte está a la altura de las mejillas, en el centro del rostro completo. A lo anterior se agrega que la mitad de la tela, en sentido vertical, se acerca sin tocar al ojo que en la Imagen Completa Intervenida Nº1 (que se presenta aquí como es, no en su reflejo) corresponde al del lado derecho del espectador. (...)

Andrés Zagal es un artista chileno, que no publica sus obras en la red, salvo para sus amigos.    El cuadro que les presento es una pintura abstracta.    Me la hizo llegar, denominando a la imagen como “Cuadro Grande Nº13”, así que presumo que o no la ha titulado, o titularla le parece intrascendente.

Andrés Zagal es un artista chileno, que no publica sus obras en la red, salvo para sus amigos. El cuadro que les presento es una pintura abstracta. Me la hizo llegar, denominando a la imagen como “Cuadro Grande Nº13”, así que presumo que o no la ha titulado, o titularla le parece intrascendente.

Hoy comentaré otra obra del pintor Alejandro Soto Álvarez, porteño (Valparaíso) de origen y radicado en Alemania hace muchos años... Percibo en esta obra que cito (Montana) una tendencia que, si revisan otras obras de él podrán acaso corroborar, alude a una espontánea manera de "situar" sus pensamientos y sus visiones y sus interpretaciones de la realidad en la medianía de la existencia, en la medianía del soporte, de la tela, del espacio y de la vasta disponibilidad espacio-temporal (...)

Hoy comentaré otra obra del pintor Alejandro Soto Álvarez, porteño (Valparaíso) de origen y radicado en Alemania hace muchos años... Percibo en esta obra que cito (Montana) una tendencia que, si revisan otras obras de él podrán acaso corroborar, alude a una espontánea manera de "situar" sus pensamientos y sus visiones y sus interpretaciones de la realidad en la medianía de la existencia, en la medianía del soporte, de la tela, del espacio y de la vasta disponibilidad espacio-temporal (...)

Pinterest
Search