RITA IN PALMA
RITA IN PALMA
March 13, 2021
Inspírate, en la Semana de la Mujer, con la increíble historia de una de las creadoras de Pinterest Alemania. En la entrevista, Ann-Kathrin Carstensen, fundadora de Rita in Palma, explica cómo sus accesorios de ganchillo están empoderando a mujeres migrantes.

¿Cuál fue la idea original, crear accesorios hechos a mano o apoyar a las mujeres migrantes?

Durante mis estudios de diseño empecé a explorar las técnicas de ganchillo y, en 2012, durante una noche de vinos, nació la idea de RITA IN PALMA con la visión de combinar el arte del ganchillo turco con un diseño innovador: alta costura en croché. Aquí en Berlín, con una fuerte presencia de la comunidad turca, me pareció la mejor idea empresarial. Tengo que admitir que al principio no fue algo sencillo, en absoluto. Tuve que ser muy persuasiva hasta que las primeras mujeres aceptaron y se unieron al proyecto. Trabajando juntas, me di cuenta de que la relación con las mujeres –las Reinas del Ganchillo, como yo las llamo– debía ser algo más que una relación puramente laboral. Algunas mujeres hablaban muy poco alemán y otras no lo hablaban en absoluto; hasta ese momento, solo se habían ocupado de sus hijos, casi nadie se había preocupado por sus necesidades, muchas estaban atrapadas en el desempleo de larga duración y apenas estaban integradas. No obstante, todas contaban con unas habilidades extraordinarias y tenían muchísimo que ofrecer. Por ello, en un segundo paso, fundé nuestra asociación VON MEISTERHAND e. V. («Elaborado por una mano maestra») para la integración, la formación y el trabajo artesanal, que se dedica a dar apoyo a las mujeres musulmanas y, desde entonces, es independiente de la marca de moda.

¿Cómo funciona exactamente la colaboración con las mujeres?

Al principio trabajamos en casa. A veces nos entendíamos con la ayuda de Google Translate, cuando, por ejemplo, los niños no estaban allí para traducir. Estar con las familias y conocer parte de su vida cotidiana sirvió para reforzar el entendimiento mutuo. Sin embargo, pronto tuve claro que me gustaría proporcionar a las mujeres un espacio protegido en el que fuera posible un diálogo cultural. Desde entonces, contamos con nuestro taller y nuestra sala de exposiciones en Neukölln. En aquel momento, ir exactamente a donde se encontraban las mujeres, aunque la marca encaja mejor en un lugar como el centro de Berlín, también fue una decisión deliberada. El hecho de que las mujeres trabajen en accesorios muy exclusivos y de gran valor, que son apreciados por sus portadoras –entre ellas, mujeres destacadas como Michelle Obama, Nazan Eckes o Christiane Arp–, hace que las Reinas del Ganchillo se den cuenta de que ellas y su arte son necesarios. Entre tanto, también han entrado a formar parte del equipo mujeres de Siria, Pakistán, Líbano y Kosovo; las Reinas del Ganchillo turcas les transmiten su conocimiento y, de esa manera, se empoderan mutuamente. Esto nos enorgullece especialmente; nuestro sueño para las Reinas del Ganchillo es construir una manufactura social y un día abastecer a las grandes casas de alta costura del mundo con sus trabajos artesanos.

¿Puedes explicarnos brevemente en qué consiste el proyecto VON MEISTERHAND e. V.?

La asociación VON MEISTERHAND e. V. gira en torno a la integración, la participación en la sociedad y la reincorporación a la vida laboral. Estamos convencidas de que solo quienes tienen una perspectiva de futuro tienen la motivación para integrarse en nuestra sociedad. Entre otras cosas, ofrecemos clases de alemán, actividades deportivas en grupo, o ayuda con los trámites administrativos o con la correspondencia. Y lo más importante: ofrecemos un espacio seguro para el intercambio y los encuentros interculturales. Reforzamos el autoestima de nuestras Reinas del Ganchillo poniendo en valor una habilidad muy especial: la artesanía de filigrana. Este arte cuenta, normalmente, con una larga tradición en los países de procedencia de las mujeres. Nuestras Reinas del Ganchillo, a menudo, no son conscientes del valor cultural y material que encierra su experiencia en las complicadísimas técnicas de ganchillo y anudado, «heredadas» a lo largo de generaciones. En nuestra asociación, estas habilidades se convierten en la clave para el empoderamiento y la integración. Me hace inmensamente feliz ver lo orgullosas que están las mujeres de sí mismas y de lo que hacen. Considero que hay mucho poder creativo en una comunidad de mujeres.

¿Qué consejo le darías a las emprendedoras a partir de tu propia experiencia?

En mi caso, fundé RITA IN PALMA y la asociación VON MEISTERHAND e. V. como madre soltera, y durante un largo periodo de tiempo lo llevé adelante en solitario. Por ello, según mi experiencia, diría que una misma debe ser la mayor admiradora de su propio proyecto y tener una gran pasión por lo que hace. Con esta pasión y convicción se pueden superar los altibajos que, sin duda, aparecerán en el camino. Crear una empresa, en la mayoría de los casos, no es dar un salto, sino más bien correr una maratón, y se necesita respirar profundamente antes de empezar. Por lo tanto, siempre aconsejaría lo siguiente: la perseverancia es tan importante como crear una buena red de contactos. Una empresa es algo así como tener un hijo propio, así que también aquí vale la expresión: It takes a village!